Cucu Tras ¿Qué hay detrás? – Juego para iniciar a los niños

Nuestro paso por el Festival Internacional de Juegos de Córdoba acabó, principalmente, con muchas ganas de llegar a casa para jugar a todo lo que compramos.

Una de las compras fue un “por si acaso”. Ya que no estábamos muy seguros de si Laura podría jugar a, por ejemplo, VIRUS, que es un juego indicado para mayores de 8 años. Aunque de VIRUS ya hablaremos más adelante (un avance: es nuestro juego favorito).

De momento nos quedamos con ese “por si acaso”, que no es otro que Cucu Tras, un juego de cartas indicado para mayores de 4 años pero que como podréis comprobar pueden jugarlo los más pequeños también.

Lo primero que harás al abrir la caja será soltar un “¡que cartas tan bonitas!”. Y no sólo son bonitas, son de muy buena calidad. De momento es el único juego que no hemos enfundado (muy importante tanto si juegas con niños como si no), ya que las cartas parece que pueden aguantarlo todo.

¿En qué consiste?

Cada carta tiene dos caras, lo que viene siendo lo normal, sólo que en una cara y otra tiene el mismo dibujo PERO con una pequeña diferencia.

Cucu2
¿Ha cambiado algo? Venga, que no te meto presión, tómate tu tiempo.

Se reparten cartas, dependiendo del número de jugadores será una cantidad diferente, y se dejan en un montoncito delante de cada uno.

Ahora, en medio de la mesa, ponemos cinco cartas. Las miramos muy bien, cerramos los ojos y, el primer jugador le dará la vuelta a una carta. A la voz de “Cucu tras” todos miramos las cartas y el primero en tocarla podrá poner una de las suyas en el medio.

Si nadie acierta la carta (sólo podemos elegir una, no vale rectificar) el que ha dado la vuelta a la carta será el que ponga una de las suyas en el centro.

El juego terminará, claro está, cuando uno de los jugadores haya logrado descartarse de todas sus cartas.

Como veis es un juego muy fácil, lo cual no quita que sea también muy divertido. Además ayudará a los peques a mejorar su percepción y reflejos.

Y no pasa nada por no tener más niños con los que jugar, como es nuestro caso. Yo me pongo con Laura, le reparto varias cartas en el centro y tiene que ir acertando, diciendo además qué es lo que ha cambiado.

Una buena opción para sentarnos un rato a jugar en familia (y encima es baratito, lo que se agradece).

Y ahora, ¡el vídeo! Aunque, los experimentos con gaseosa, que se suele decir. Y qué razón, porque hemos intentado hacer cosas y ha salido un vídeo técnicamente horrendo xD

Pero oye, nos lo hemos pasado demasiado bien como para volver a grabarlo, así que aquí está, con la promesa de mejorar en el siguiente.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Comenta!
Por favor, introduce tu nombre aquí