El día que el mundo amaneció al revés | Premio Boolino Narrativa Infantil 2016

Berto se despierta. Como nos pasa a todos cuando nos despertamos, sus neuronas tardan un rato en arrancar pero, cuando lo hacen, se va dando cuenta de que algo no va bien. Y es que no, ese día no será un día como otro cualquiera, será “El día que el mundo amaneció al revés“.

Hoy leemos, nada más y nada menos, que la novela ganadora del Premio Boolino en la categoría Libro infantil.

SINOPSIS

Normalmente a Berto lo sacan de la cama a rastras para ir al colegio. Hoy no, hoy se ha despertado ya bien avanzada la mañana. Cuando acude al cuarto de sus padres para ver qué ha podido pasar empieza a darse cuenta de que algo no marcha bien. ¡Sus padres se comportan como si tuvieran 3 años!

Corriendo se asoma a la ventana. Nadie en la calle, ni un sólo ruido. Pero se encuentra con Alejandra, una compañera de clase que vive enfrente y también está asomada a la ventana. Parece que el estado en el que se encuentran sus padres no es exclusivo de su casa.

Así, juntos, deciden averiguar que es lo que ha podido pasar para que todos los adultos de la ciudad se hayan vuelto completa y totalmente locos.

¿Tendrá algo que ver el extraño humo rosa que sale de la chimenea de la fábrica de juguetes?

Y lo que es peor, entre toda esta locura, ¿quien está secuestrando niños?

OPINIÓN

Si “El día que el mundo amaneció al revés” es la novela ganadora del premio Boolino de narrativa infantil es por algo, claro.

En él vivimos una gran aventura de mano de Berto y sus amigos. Y digo vivimos porque no sólo lo disfrutaran los pequeños, ya que nada más empezar se hace una descripción de los padres entre”es gracioso porque es verdad” y “voy a mirar para otro lado para no darme por enterado”.

Como ya sabéis (y si no os lo digo ahora) hace un tiempo que en casa hemos empezado a leer libros por capítulos, dando un paso más allá de los cuentos de una sola noche. “El día que el mundo amaneció al revés” cuenta con 6 capítulos, por lo que en una semana lo tendremos más que leído y no dará tiempo a que se nos olviden detalles de capítulos anteriores, por esa parte bien.

Además, hablaba de las descripciones de los padres. No sólo eso, es un libro muy descriptivo, lo que ayuda mucho a los peques a hacerse una idea más clara de la aventura que estamos viviendo.

Berto y sus amigos no sólo intentan averiguar qué es lo que ocurre, por el camino tendrán que resolver distintas situaciones, ayudando como pueden entre el caos de la ciudad sin adultos (o peor: con adultos-niños).

ME GUSTA

La historia, el tono y vocabulario empleado me parecen adecuados para los niños de hoy en día. Además como digo es un libro que te pone fácil “verlo” en tu cabeza.

NO ME GUSTA

Estaba dispuesto a ponerle una pega al libro: la historia secundaria. En cada capítulo se hace referencia a que hay alguien secuestrando niños.

Ahora que me he parado a pensarlo para escribir sobre ello: menuda tontería. Cuando leemos buscamos sensaciones. La tensión que se vive ante un peligro es una de las más fuertes y, a la vez, placenteras.

EL DÍA QUE EL MUNDO AMANECIÓ AL REVÉS

En definitiva, un muy buen libro con el que tengo que hacer una aclaración, ya que aquí estáis acostumbrados a literatura para los más pequeños. Aunque lo de las edades recomendadas siempre nos traen de cabeza (nos pasa sobre todo con los juegos de mesa), en este caso estoy de acuerdo con la editorial: para disfrutarlo totalmente habrá que esperar hasta, al menos, los 7 años.

El día que el mundo amaneció al revés | Premio Boolino Narrativa Infantil 2016
¿Te ha gustado el artículo?

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

¡Comenta!
Por favor, introduce tu nombre aquí