El Reino de Miriñan – Cuento personalizado de Mumablue

Tengo un suegro (sí, de verdad), que resulta que es fotógrafo. Y como fotógrafo que es, en el estudio tiene esos DVDs que todos habréis visto alguna vez en el que tu mandas la foto de tu niña (o niño, pero asumamos que voy a hablar en femenino porque la mía lo es) y se la pegan encima a un muñecajo.

Y la verdad, me parece SUPER CUTRE.

Vamos, que teniéndolo fácil, nunca lo hemos hecho. Así que cuando leí por primera vez sobre Mumablue y sus cuentos personalizados no voy a decir que no miré con desconfianza.

Os voy adelantando que al ver la previsualización del pedido casi se me saltan las lágrimas de la emoción al ver tanta cosa bonita.

Pero empecemos por donde se empieza.


EL PEDIDO


Y se empieza entrando en su web, la de MUMABLUE, pero con cuidado, que pedir es tan PERO TAN FÁCIL, que casi lo haces sin querer.

MB1

Nada de historias raras, entras y lo primero que haces es elegir quien va a protagonizar el cuento.

Yo, personalmente, para darle a la niña una sorpresa no le dije nada, pero también podría haber sido una buena opción contar con ella para el siguiente paso.

Con quien sí conté fue con mi mujer, porque vale con que hubiera elegido un tipo de pelo 1cm más corto que el que ella hubiera elegido para que me la liara gorda.

Y es que sí, ahora toca “dibujar” a la niña.

MB2

Eso es, tranquilos, no vais a tener que ver la misma foto recortada en cada página del cuento, aquí te dibujan a tu hija. Y el dibujo es una monada.

Eliges el color de ojos y pelo, su estilo e incluso el color de gafas, si las lleva.

Otro click y llegamos al mayor momento de tensión. La verdad es que he dicho que pedir tu cuento personalizado en Mumablue es tan fácil que lo haces casi sin querer, pero quizá al llegar a este paso se te atragante un poco.

LA DEDICATORIA (sonido de truenos)

A ver que le escribes tú a tu niña. Cuando pidas uno para un “regalo externo” sí que supongo que será más fácil. Pero qué le dices a tu hija que no le hayas dicho ya. Y si encima aun no sabe leer…

Yo he tirado a lo loco y le he escrito una dedicatoria a su yo futuro. Para que siga haciendo lo que hacemos ahora y que es tan importante, LEER.

Eso sí, en Mumablue han pensado en todo y tienen una dedicatoria de muestra, por si te quedas en blanco.

Un click más y llega el momento mágico, previsualizar el cuento.

MB3

Ya me pasó cuando lo hice, y me ha vuelto a pasar mientras sacaba las capturas para el post. La primera página del cuento donde aparece Laura (no esta de arriba) ha hecho que me emocione. Por el simple echo de que esté su nombre ahí, de verla a ella y porque el dibujo es PRECIOSO.

La verdad, vi la previsualización muy por encima, no quería destriparme a mí mismo el cuento. Quería descubrirlo junto a ella.

Así que un click más y a hacer el pedido. Importante, si pides más de un cuento, tienes descuento, así que ¡aprovecha para todos los futuros regalos de cumple que veas venir!

Y sí, puedes pagar con Paypal, divino tesoro. Si ya decía yo que era facilísimo esto de pedir el cuento.

Pero espera, que hay más, ¡el envío es gratuito!


LA ESPERA


¿La espera? ¿Qué espera? Teniendo en cuenta que es un cuento personalizado, que tarde en llegar 7 días no se puede considerar ni espera. Así que vamos a lo importante.


LA LECTURA


Bueno, más que “la lectura” esto es “la llegada”, “la entrega a la niña”, “los saltos de alegría” y los “¡que bonito!”. Todo junto.

7 días exactos. Lo pedí un viernes y llegó al siguiente. La primera sorpresa al abrir el paquete y sacar el contenido es ¡que no te encuentras el cuento!. No, lo que sacas es una mochilita de estas de tela que tan de moda están y que nos vienen de lujo (con 4 actividades extra-escolares distintas ya os contaré…).

Y encima, el mensaje que trae, bonitísimo. Y no, no os lo voy a contar, cuando os llegué sabréis lo que pone.

Pero vamos a lo importante, el cuento en si. Una calidad impresionante, con la tapa troquelada que le da un efecto precioso y sí, con tu hija en portada.

Si queréis ver a vuestros hijos con la cara iluminada lo tenéis muy fácil. Dadle un cuento en el que se reconozcan en el dibujo y en el que encima nada más abrirlo vean su nombre escrito (Laura no sabe leer pero si que reconoce las letras y su nombre).

A parte de lo que he dicho, no voy a comentaros mucho más, soy de los que no le gusta ni leer la sipnósis de un libro antes de leerlo, así que no os voy a destripar de que va el cuento.

Cuento, eso sí, maravilloso, mágico y con unos personajes la mar de simpáticos, que acompañarán a tu hija (o hijo) en una gran aventura.

Ahora, cuando llega la noche y dice “leeme MI cuento” es literal.

Nosotros estamos deseando que haya una segunda parte.

Su precio es de 29,98€ pero esta sonrisa,Mumesta sonrisa no tiene precio.

Gracias a Madresfera y Mumablue por el regalazo.