¡Galletas!

 ¡Galletas! es un juego de Roberto Fraga (que si no sabéis quien es os basta con saber que es un GRAN creador de juegos), editado por Devir, con el que mejoraremos al agudeza visual y la agilidad. Pero, sobre todo, un juego con el que nos divertiremos mucho.

En ¡Galletas! (por cierto, el título en ingles: “me want cookies” es LO MÁS) somos unos monstruitos (muy, muy monos) que tras la comida se lanzan a por el postre. Literalmente, porque sólo hay uno y hay que ser el más rápido en cogerlo. ¿Cómo lo haremos?

COMPONENTES

Para saber cómo se juega primero tenemos que saber lo que tenemos en la caja.

· 1 dado con uno de los postres en cada cara

· Mazo de cartas de laberinto básico

· Mazo de cartas de laberinto “chungo-complicáo”

· Cartas de personajes

· 6 fichas bien gordas de madera representando los postres. Van con pegatinas por ambos lados, así que añadimos más diversión a la hora de abrir el juego, ¡con lo que nos gusta poner pegatinas!

MECÁNICA

Según la dificultad a la que estemos dispuestos a enfrentarnos colocamos 3 cartas de laberinto básicas o “chungo-complicás”.

Tiramos el dado y, empezando por la carta de la izquierda buscamos el postre que haya salido y a partir de ahí vamos siguiendo el laberinto a través de las cartas. Cuando encontremos el final en la tercera carta tenemos que ser, además, los más rápidos en coger la ficha del postre en el que hayamos acabado. Será nuestro primer punto. El primero que llegue a 5 gana.

¡Galletas!

Para contar los puntos, y que el juego avance y no sean siempre los mismos laberintos, claro, cogeremos la carta de la derecha y le daremos la vuelta poniéndola con nuestra carta de personaje. Entonces moveremos las otras dos cartas hacia la derecha y añadiremos una nueva carta de laberinto inicial.

Tan simple como divertido.

ALTERNATIVAS

El mismo juego da algunas alternativas, como cambiar una de las cartas cuando se juega con los laberintos fáciles por otra de los más complicados. O, si somos 3 o más jugadores, añadir dos cartas al final, para que dos jugadores diferentes puedan llevarse el postre.

Ahora bien, ya sea porque, como en nuestro caso, jugamos niña vs adulto, o porque sean niños de diferentes edades, se pueden probar varias cosas para igualar la partida.

Nosotros probamos a jugar cada uno con sus laberintos. Ella con 3 fáciles y yo con los 3 difíciles. No salió bien, me dio una paliza, 5-1. Así que en vez de tres difíciles se puede ir alternando entre fáciles-difíciles hasta encontrar una combinación en la que se igualen las fuerzas.

CONCLUSIONES

Juego muy rápido, de 2 a 5 jugadores, que además nos ayuda a desarrollar algunas habilidades, que es lo que buscamos siempre en nuestros juegos infantiles.

Aquí nos encontramos con un caso diferente a, por ejemplo, El Laberinto Mágico, ya que si influye mucho la edad de los jugadores. Así que si pueden jugar los niños entre ellos mejor, pero como hemos visto podemos crear algunas alternativas para jugar con ellos y que el juego sea competitivo y divertido en partidas niños/adultos.

Y, queda lo mejor, ¡es un juego barato! Ya sabéis que Amazon es muy suyo, así que cuando leáis esto no se a cuento estará, pero podéis encontrarlo a unos 16€

¡GALLETAS!

¡Galletas!

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

¡Comenta!
Por favor, introduce tu nombre aquí