Carcassonne Junior

En el 14 de julio, fiesta nacional francesa, los animalitos de Carcassonne viven unos momentos de libertad. Y son sólo unos momentos porque tras ellos van los niños del lugar, que deben cogerlos antes de que llegue la oscuridad.

Aunque normalmente las evaluaciones van al final, no puedo esperar más: esta versión infantil y simplificada al máximo del mítico Carcassonne es treméndamente divertido y adictivo, un juego de 10.

Caminante, no hay camino, se hace camino al sacar losetas.

No existe tablero, lo iremos creando nosotros, por turnos, sacando losetas de los distintos montoncitos en las que las habremos agrupado. Cada loseta, que está magníficamente diseñada y tiene calidad a prueba de niños, cuenta con cuatro salidas que conectan perfectamente con las demás losetas. Pero, como podéis ver abajo, los caminos se pueden cortar de distintas maneras.

Mp2

Y ese es el objetivo, cortar los caminos. Pero no sin ton ni son, hay que cortar los caminos en los que estén nuestros niños. El jugador azul, por ejemplo, tendrá que pensar en cortar los caminos que se hayan ido creando en los que más niños azules haya. Una vez hecho eso, pondremos sobre ellos nuestros primeros y geniales Meeples.

meeples

Creo que más o menos se ha entendido de que va el juego. Bien, vamos a lo de siempre: a partir de 4 años. Pues . A un mes de cumplir los 5 Laura lo juega bastante bien. Han sido pocas partidas, por lo que aún no ve todo lo que tiene que ver, pero explicándole alguna que otra vez lo que le conviene más, y otras veces sin hacerlo, nos ha ganado unas cuantas.

Al beneficio básico de pasar tiempo jugando juntos, le sumamos la visión espacial, y el hecho de que se tiene que centrar en lo que hacemos los demás para que cuando le llegue su turno sepa por donde andan sus niños y lo que debe hacer cuando le toque.

¿Gusta? Tanto que un día se fue la luz y, como no podíamos movernos por la casa, hicimos esto:

A los niños les encanta, es un juego que no necesita de grandes explicaciones para que puedan empezar a disfrutarlo desde el primer momento. Y, aun sin saber lo importante que van a ser en su vida los Meeples (por favor, por favor, por favor, que sea una jugona por siempre jamás) es increíble lo mucho que le gusta tenerlos delante.

¿Y los adultos? ¿Que hacemos los adultos con un juego tan básico?