Pequeño Gran Zorro – HABA

A la hora de elegir juegos para niños hay un sistema que no falla: buscar una caja amarilla. Pequeño Gran Zorro es uno de esos juegos amarillos (de HABA) que no sólo nos divierten, si no que además nos ayudan a desarrollar (en este caso) la memoria y nos inician en las mecánicas de los juegos de mesa.

Podéis saltar a la parte que más os interese del post con el siguiente menú.


UN VISTAZO POR ENCIMA

A nuestro Pequeño Gran Zorro le gustaría ser un guerrero indio tan valiente como su padre pero, para ello, le ha dicho el curandero que tendrá que superar un examen.

Tal y como hacen los indios mayores, Pequeño Gran Zorro tendrá que recorrer sólo la pradera y resolver unas difíciles tareas. Para ganar, tendremos que ayudarle a completar cinco de ellas.

Las tareas son:

1 – Domar un caballo
2 – Capturar un águila
3 – Construirse un hacha de guerra
4 – Construirse un arco y flechas
5 – Confeccionar un adorno de plumas
6 – Enhebrar las piezas en su collar de indio
7 – Buscar bayas para comer

¿Le podrás ayudar?

  • ¿Quién? A partir de 3 años
  • ¿Cuantos? De 2 a 4 jugadores
  • ¿Durante? 10 minutos aprox.


COMPONENTES

MUCHOS.

Tenemos a nuestro indio Pequeño Gran Zorro, claro, que ya os digo que de pequeño tiene poco, porque menudo pedazo de figura. Es genial.

Contaremos con cuatro tableros, uno para cada jugador, con el dibujo (muy mono) de un tipi. Éste será nuestro deposito.

10 casillas de senda del indio (7 de tareas y 3 especiales)

28 fichas de matorrales

1 dado, de los que ya conocemos de HABA, grandote.


CÓMO SE JUEGA

Primero colocamos las diez casillas de la senda del indio, en orden aleatorio, formando un circulo y dejando espacio entre ellas.

A continuación se reparten las fichas de matorrales al rededor de la senda, con los dibujos de las tareas hacia abajo, claro.

Cogemos nuestro tipi, colocamos a Pequeño Gran Zorro en la casilla del curandero y ¡a jugar!.

Pero, un momento, llega el momento de tensión de todo juego: ¿quién empieza?. Pues fácil, el primero que pronuncie un nombre de indio.

Y ahora sí, vamos allá.

Mecánica

Tiramos el dado y movemos la figura (en sentido de las agujas del reloj) a lo largo de la senda del indio. Si Pequeño Gran Zorro cae en una casilla de tarea, le daremos la vuelta a una de las fichas de matorrales en la que creamos que está dibujado el mismo objeto que en la casilla que hayamos caído.

¿Son iguales? entonces hemos cumplido la tarea y llevamos el objeto a nuestro tipi pero, si por el contrario, nos hemos equivocado, la ficha se dejará boca arriba.

Si hemos caído en una casilla en la que aparezca un símbolo que ya tengamos volteado, pues lo cogemos y ya está.

¡OJO! No necesitas hacer 5 tareas distintas para ganar, puedes repetirlas.

Casillas especiales

Podemos caer, además de en las 7 casillas de tareas, en 3 especiales:

  • LUNA

Oh oh. Vuelve a dar la vuelta a todas las fichas que estuvieran boca arriba. Eso sí, al menos puedes volver a tirar e intentar completar una tarea.

  • SOL

Con la claridad del sol, un indio ve tres veces mejor. Así que vuelve a tirar, muévete y ahora podrás dar la vuelta a tres fichas de matorral seguidas.

  • CURANDERO

¡El curandero lo sabe todo! Coge la ficha de matorral que quieras, sin importar si está boca arriba o boca abajo, y colócala en tu tipi.

Final del juego

En cuanto uno de los jugadores logra su quinta tarea se ha ganado el derecho a que todos le llaméis Gran Jefe Toro Tumbado.

Complicando, que es gerundio

Por supuesto, podemos hacer el juego un poco más interesante cuando los niños ya son algo más mayores o lo tienen dominado.

  • No dejando las fichas de matorral boca arriba.
  • El SOL permite que todos vean tres fichas de matorral, volviéndolas a colocar boca abajo enseguida.
  • La LUNA permite ver, al jugador activo, una ficha de matorral, dejándola tras ello en su sitio boca abajo.

PENSAMIENTOS FINALES

Con Pequeño Gran Zorro, como decía al principio, desarrollaremos la memoria (y la paciencia, aprendiendo a esperar nuestro turno).

La GRAN ficha del indio ayuda mucho, ya que llamará la atención de los niños y la podrán manejar sin problemas.

En cuanto a mecánica: TIENE UN DADO, lo cual sabemos que ya es todo un éxito entre los pequeños, ¡nos chifla tirar dados!. La otra parte del juego es la de cualquier otro juego de memoria, que sorprendéntemente (o no, seguro que tiene explicación científica) a los peques se les da mejor que a nosotros.

Otra buena cualidad: la temática, nos abre un gran abanico de posibilidades antes (o después) de ponernos a jugar, haciendo manualidades de toda clase. Aquí han acudido en mi ayuda RUTH2M, que ha añadido un montón de ideas en SU PINTEREST, e Historias de pitufines, con una manualidad super simpática que no os podéis perder.

En definitiva, otro pequeño gran juego de HABA con el que disfrutar en familia.

PEQUEÑO GRAN ZORRO

Precio: Producto no disponible


 

2 COMENTARIOS

  1. Tiene muy buena pinta, la verdad es que los de Haba tienen unos cuantos memorys muy originales, mejor que el típico que solo es girar piezas. Tengo pendiente reseñar uno de unos dragones, también muy simpático, también de Haba, aunque este me ha gustado más. Lo apunto a la lista de “futuribles”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Comenta!
Por favor, introduce tu nombre aquí