Room on the broom

No han tardado mucho en volver por aquí Julia Donaldson y Axel Sheffler, en este caso con “Cómo mola tu escoba“, aunque prefiero su título en ingles, que es además como se lo leo a Laura.

Había una bruja, con su sombrero de pico, su lazo en la trenza, su varita, su caldero, su gato y su escoba. La escoba de la bruja pero sobre todo la escoba del gato, algo posesivo.

Poco a poco, y tras varios problemas durante el vuelo, vamos conociendo a distintos animales que, tras ayudar a la bruja, le hacen una pregunta: is there room on the broom for a *** like me? (¿hay sitio en la escoba para un *** como yo?)

El gato, que como gato que es no quiere compartir nada con nadie, tiene sus reticencias, pero la bruja, que no es de las verdes con berruga, sino de las buenas, alegremente va aceptándolos a todos.

Así que van una bruja, un gato, un perro, un pájaro y una rana en la escoba y claro, CRACK, al suelo todos, menos la bruja que se  ha quedado con un trocito de escoba y sigue volando descontroladamente.

Aunque igual hubiera preferido caer al suelo con los demás, ya que lo que le espera no es otra cosa que un dragón con un estomago que llenar.

El cómo saldrá del embrollo tendrás que descubrirlo mientras le lees el cuento a tu peque, cuento que además de precioso nos enseña que tenemos que darnos una oportunidad de conocer a los demás, pues por más que nos diferencien algunas cosas a primera vista, puede que haya muchas más que nos unan, y, sobre todo, que no hay nada como un buen amigo para superar los problemas.

Al igual que con el Grúfalo, se puede encontrar un corto del cuento para complementarlo.

Sobre lo de leerle en ingles igual ya hablamos otro día.

Cómpralo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Comenta!
Por favor, introduce tu nombre aquí