Crazy Food: comiendo en serie – Cayro

Crazy Food es un juego de habilidades matemáticas y rapidez en el que tendremos que ser los primeros en ver una serie lógica.

UN VISTAZO POR ENCIMA

Autor: Lucía Molina | Ilustrador: Dany Molero | Editorial: Cayro The Games
  • ¿Quién? Peques de 6 en adelante
  • ¿Cuantos? De 2 a 4 comilones
  • ¿Durante? 20 minutos aprox.

COMPONENTES

  • 30 tarjetas con series (15 de colores y 15 de formas)
  • 1 reloj de arena de 15 segundos
  • 5 figuras
  • 2 dados (uno de figuras y otro de colores)
  • 4 fichas de jugador
  • 1 tarjetero

Últimamente me gustan mucho los componentes que traen los juegos de Cayro. No solo porque me permiten hacer un poco el tonto en redes (que es un plus) si no porque son muy divertidos, de buena calidad y además de con el juego los podemos aprovechar con los peques.

En esta ocasión, las frutas son sin duda lo más llamativo.

CÓMO SE JUEGA A CRAZY FOOD

PREPARACIÓN

Barajamos todas las tarjetas juntas y las colocamos en el tarjetero. Dejamos las frutas y el dado de estrellas y puntos cerca de los jugadores.

DESARROLLO

Por turnos, vamos a ir lanzando el dado. Cada vez que un jugador lo haga, sacará una tarjeta y será entonces cuando tengamos que pensar la solución.

Dependiendo de qué haya salido en el dado, tendremos que continuar la serie de la tarjeta por uno u otro lado.

Las series se pueden continuar por el lado de la estrella o el punto.

Entonces, el primero que crea saber la respuesta, tendrá que coger rápidamente la figura que indique o la forma o el color de la solución.

FIN DEL JUEGO

Cuando un jugador llegue a las 5 tarjetas, será el ganador de la partida.

OTRA OPCIÓN DE JUEGO

El juego se desarrollará como la versión anterior, solo que ahora elegiremos una de las fichas de jugador (los círculos). Tiraremos entonces en el turno el dado de colores: si el color que aparece es el del jugador que ha tirado, jugará esta ronda solo contra el reloj de arena (15 segundos).

Sin embargo, si el dado nos ofrece otro color, haremos un duelo entre quien ha tirado el dado y el jugador del color que haya salido.

Por supuesto, también puede ocurrir que aparezca un cuadrado blanco, con el que jugaremos todos en este turno.

CRAZY FOOD
PENSAMIENTOS FINALES

Aunque pueda no parecerlo, Crazy Food es un poco revienta-cerebros. No es tan fácil para los peques (y algunos adultos pero no miro a nadie) ver las series y quizá antes de las primeras partidas debamos pasar un rato con ellos para entender bien el juego y que comprendan el concepto (y sirve de calentamiento para todos).

Un juego que nos viene muy bien para que las cabecitas vayan pensando y entender la lógica de las series que, además, por supuesto, es divertido para toda la familia.

Compartir