Cuentos donde el lobo es el bueno

Hay muchas razones por las que podemos buscar cuentos donde el lobo es el bueno. O al menos no el terrible lobo feroz que se nos presenta siempre: por simple diversión, por buscar historias diferentes o por enseñarle a nuestros peques que por mucho que vivamos en una sociedad llena de estereotipos y donde se nos dice desde pequeños cómo debemos ser, ellos pueden convertirse en lo que quieran.

¿Por qué el lobo?

Cuentos donde el lobo es el bueno
Imagen de “El buen lobito”.

Hay que tener en cuenta que los cuentos clásicos proceden de zonas agrestes, donde los campesinos se entretenían contando historias y usaban lo que más conocían. A la hora de contar historias de miedo, o que contuvieran alguna moraleja sobre la precaución, usaban la figura de aquél que más podía temer un pastor: el lobo.

Y así, aunque muy suavizados (sólo hay que leer algunos cuentos de los hermanos Grimm para saber que antiguamente los cuentistas eran un poquito bestias. Y eso que ellos ya habían rebajado el tono de las historias) estos cuentos con todos sus estereotipos han llegado a nosotros y, el lobo, sigue siendo el peor de los enemigos.

Sin embargo, como la sociedad, poco a poco los cuentos infantiles avanzan y nos demuestran que aunque se espere de nosotros que cumplamos cierto papel (el hombre es el cabeza de familia, la mujer cuida de los niños, etc.) no tenemos que cumplir con ello.

Cuentos donde el lobo es el bueno

No están todos los que son, pero creo haber escogido los más llamativos de los cuentos en los que el lobo rompe con su papel, ordenados por edad recomendada de lectura.

Comer un lobo

El cerdito ha decidido que, por una vez, será él quien se coma al lobo, y no al contrario, así que nos presenta su receta para preparar lobo, pero ¿tendrá un lobo en la despensa?

  • Autor: Cedric Ramadier
  • Editorial: Lóguez
  • Edad recomendada: 2 años
  • Cómpralo en Amazon
¡Que llega el lobo

A la casita de gran ciervo llega conejo corriendo deprisa porque viene el lobo. Ciervo le abre rápido la puerta y se dan la mano. Y lo mismo sucede con cerdito y con osito. Cuando por fin llega el lobo… ¡Sorpresa! ¿Qué le habrán preparado?

  • Autor: Émile Jadoul
  • Editorial: Edelvives
  • Edad recomendada: 3 años
  • Cómpralo en Amazon
El buen lobito

Para ser un lobo de verdad:

  1. Hay que aullar a la luna.
  2. Tienes que derribar casas a soplidos.
  3. Por supuesto, hay que comerse a la gente.

Pero al Buen Lobito le encanta preparar postres riquísimos, siempre se acaba toda la verdura del plato y es encantador con todos sus amigos. ¡Es un lobito muy BUENO! Pero se supone que los lobos de verdad no son buenos, sino MALOS, muy MALOS. ¿Descubrirá el Buen Lobito en este cuento que hay que tener mucho cuidado con los lobos MALOS? ¡Una divertida historia con una gran sorpresa final que dejará a los lectores con la boca abierta!

  • Autor: Nadia Shireen
  • Editorial: Cubilete
  • Edad recomendada: 3 años
  • Cómpralo en Amazon
Los tres lobitos y el cochino feroz

En esta divertida versión del cuento tradicional ocurre una genial inversión de personajes: el malvado es un cochino feroz que sopla y resopla hasta derribar las casas de los tres lobitos, recurriendo a medidas drásticas cuando la cosa se pone difícil. Pero como en los buenos cuentos debe haber un final feliz, aquí la belleza puede más que la fuerza bruta.

  • Autor: Eugene Trivizas
  • Ilustradora: Hellen Oxenbury
  • Editorial: Editorial Ekare
  • Edad recomendada: 3 años
  • Cómpralo en Amazon
Copito y el lobo
Cuentos donde el lobo es el bueno

Copito se va a dormir después de leer un cuento. Su mamá le da un beso de buenas noches y cierra la puerta. Entonces Copito oye ruidos extraños en su habitación… Está seguro de que hay un lobo que lo quiere comer. Y efectivamente… ¡Hay un lobo debajo de la cama! Pero es un lobo bueno. Le gusta comer pasteles y quiere convertirse en el mejor amigo de Copito. Además, si un monstruo apareciera, promete espantarle con un ¡¡Grrrrr!!

  • Autores: Éric Englebert/Claude K. Dubois
  • Editorial: Beascoa
  • Edad recomendada: 4 años
  • Cómpralo en Amazon
La ovejita que vino a cenar

La ovejita que vino a cenar es un delicioso cuento repleto de valores como la amistad, la generosidad y la aceptación de las diferencias.

En casa del viejo lobo hambriento siempre hay para cenar una miserable sopa de verduras. Pero una noche llaman a la puerta de su pequeña cabaña y resulta ser ni más ni menos que una pobre ovejita que se ha perdido. El lobo, entonces, empieza a pensar que esa noche va a poder llenarse el estómago con un delicioso estofado… Pero la ovejita no quiere ser la cena del lobo, ¡quiere ser su amiga!

  • Autor: Steve Smallman
  • Editorial: Beascoa
  • Edad recomendada: 4 años
  • Cómpralo en Amazon
¡Voy a comedte!

En esta ocasión nos encontramos con un lobo malo, de los que se quieren comer a los demás animales del bosque. Pero se encuentra con dos conejitos astutos que… bueno, digamos que hará que la historia cambie.

Un libro que se atreve a hacer hablar mal al lobo durante toda la historia, desde el mismo título, y es muy aprovechable para el juego teatral en el colegio. Los niños se divertirán mucho con la mala dicción del lobo y seguramente la frase “¡voy a comedte!” se convertirá en la comidilla.

  • Autor: Jean Marc Derouen
  • Ilustradora: Laure du Faÿ
  • Editorial: Kokinos
  • Edad recomendada: 5 años
  • Cómpralo en Amazon
El lobo hace huelga

Algo extraño ocurre en el mundo de los cuentos de hadas: ¡el lobo ha desaparecido de todos los cuentos! ¿Qué está pasando? Los tres cerditos, la Caperucita Roja y la cabra del señor Seguin convocan una asamblea para buscar una solución. El lobo ha decidido hacer huelga porque está cansado de ser siempre el malo. Todos los personajes de los cuentos tratan de convencerlo para que vuelva: ¡los cuentos lo necesitan para que sus historias tengan sentido y, sobre todo, a los niños les encanta tenerle miedo!

  • Autor: Christophe Pernaudet
  • Ilustrador: Sébastien Chebret
  • Editorial: Editorial Juventud, S.A.
  • Edad recomendada: 5 años
  • Cómpralo en Amazon
Feroz, el lobo

Su padre se comió a Caperucita y por eso todos creen que Feroz es igual que él. Su mala fama lo persigue. Un álbum con un desenlace original e inesperado donde las ilustraciones están llenas de guiños, referencias a otros cuentos y de detalles. Una nueva lectura del cuento de Caperucita y el lobo que rompe con el estereotipo y que invita a reflexionar sobre el hecho de prejuzgar a los demás, porque ¡las apariencias engañan!

  • Autora: Margarita del Mazo
  • Ilustradora: Leire Salaberría
  • Editorial: OQO Editora
  • Edad recomendada: 8 años
  • Cómpralo en Amazon
Lo que no vio Caperucita Roja

En esta original versión del clásico cuento de Caperucita Roja, cuatro narradores (Caperucita, su abuela, el lobo y los animalitos del bosque) ofrecen nuevas perspectivas de lo que sucedió tras el encuentro de la niña y el lobo. Caperucita y el lobo se cruzan en el bosque, el lobo le da indicaciones para llegar a casa de la abuelita y, por error, se queda con la cestita de comida de la niña. Toma un atajo para alcanzarla, pero los animales del bosque le dan una paliza. Cuando el lobo llega a casa de la abuelita, esta cuida de sus heridas y lo mete en su cama con uno de sus camisones. Caperucita llega y se sorprende ante el tamaño de sus ojos, sus orejas, sus dientes… El lobo se sorprende ante la pésima visión de la niña y la abuelita termina llevándola a la óptica, donde solucionan su problema de miopía con un par de gafas.

  • Autora: Mar Ferrero Barrio
  • Editorial: Edelvives
  • Edad recomendada: 8 años
  • Cómpralo en Amazon

 

Cuentos donde el lobo es el bueno
5 (100%) 3 votes

DEJA UNA RESPUESTA

¡Comenta!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: Daniel Benavides
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web tangdenaranja.es