Emoción – El Perruco

Hoy sacamos una baraja de cartas a la mesa, no necesitamos más para divertirnos y aprender. Emoción, de El Perruco, está pensado para ampliar el vocabulario emocional de nuestros peques (y nuestro propio), agrupando en familias y a distintos niveles algunas emociones.

UN VISTAZO POR ENCIMA

  • ¿Quién? Desde los 4 años
  • ¿Durante? Depende del número de jugadores. En terminos muy técnicos: un ratito no muy largo.

COMPONENTES

  • 60 Cartas

Emoción reseña juego de mesa

Las cartas están divididas en 12 familias (emociones) y cada una de ellas tiene 5 niveles de intensidad. Además del color, las diferenciamos por las ilustraciones.

CÓMO SE JUEGA

Tenemos dos modos de juego: “Emoción” y “Familias

PREPARACIÓN EMOCIÓN

Repartimos 7 cartas por jugador. Dejamos a un lado el mazo con el resto de cartas, cogemos la primera y la dejamos bocarriba en la mesa.

DESARROLLO

Emoción es, básicamente, el “UNO”. El primer jugador deberá jugar una carta del mismo color (emoción) o número (intensidad) que la carta que hay sobre la mesa. Al ponerla, deberá decir el nombre de la carta, para ir aprendiendo las distintas emociones.

Si no puedes poner, roba una carta del mazo y ponla si es posible. Si no, te la quedas y pasa el turno al siguiente jugador.

Reseña El Perruco Emocion juego de cartas

En este modo de juego contamos además con cartas de empatía. Son comodines que equivalen a mantener la emoción de la carta sobre la que la ponemos.

Cuando te quede una carta, debes decir ¡Emoción!, si no lo haces, otro jugador podrá decirte ¡No te emociones! y tendrás que robar una carta.

FIN DEL JUEGO

El jugador que se quede antes sin cartas, gana.

PREPARACIÓN FAMILIAS

Se reparten 10 cartas a cada jugador y se deja el mazo con el resto de cartas bocabajo sobre la mesa. En este modo de juego retiraremos las cartas de empatía.

DESARROLLO

Vamos a jugar al “cinquillo” de toda la vida. Jugará el primer jugador que, empezando por la derecha del que reparte, tenga un 3, que pondrá sobre la mesa.

A partir de ahí, los jugadores tendrán que poner más 3 o bien, seguir con las familias de emociones que ya estén en la mesa, subiendo de intensidad (poniendo un 4) o bajándo (con un 2). Si no podemos colocar ninguna carta, robaremos.

Al colocar las cartas, nombraremos las emociones, y una vez colocada toda la familia podremos comprobar la amplitud y riqueza de nuestro universo emocional.

FIN DEL JUEGO

El jugador que se quede antes sin cartas, gana.

PENSAMIENTOS FINALES

Emoción no es más que una baraja de cartas con las que jugar a juegos clásicos, no añade ninguna novedad ni aporta ninguna mecánica al mundo de los juegos (jo, Tang, cómo te pasas) pero es que tampoco lo pretende (ah, vale).

El objetivo de Emoción es ofrecernos a nosotros y sobre todo a nuestros peques un gran abanico de vocabulario emocional, para ayudarles a expresarse y que podamos entender mejor qué les pasa por la cabeza en ciertos momentos.

La clasificación de las emociones es, eso sí, subjetiva, no rigurosa, donde prima la diversidad y matices dentro de cada familia de emociones. Esto no lo digo yo (que también) nos lo dicen los propios creadores y lo hacen porque creen que seguro que existen otros puntos de vista en cuanto a dicha clasificación y esto puede abrir un debate muy interesante, del que todos aprenderemos seguro.

Emoción es, pues, un juego (varios juegos, en verdad) con el que no sólo nos divertiremos jugando (ambos modos son unos clásicos y de probada eficacia a la hora de entretenernos) sino que podremos usar a largo plazo y de otras muchas maneras como, por ejemplo, dejando las cartas siempre a mano para que nuestros peques, si no encuentran las palabras, puedan expresarse por medio de los terminos que nos dan las cartas y pudiendo aclararse gracias a los distintos niveles de intensidad.

Emoción – El Perruco
5 (100%) 3 votes

DEJA UNA RESPUESTA

¡Comenta!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: Daniel Benavides
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web tangdenaranja.es