Speed Colors – Mercurio

Si algo le gusta a los peques es colorear. Con Speed Colors (editado por Mercurio) lo vamos a hacer mientras competimos, nos divertimos y reímos coloreando sin saber qué color cogemos.

UN VISTAZO POR ENCIMA

Autor: Erwan Morin | Ilustrador: Robin R | Editorial: Mercurio
  • ¿Quién? Artistas de 5 años o más
  • ¿Cuantos? De 2 a 5 ilustradores
  • ¿Durante? No más de 20 minutos (o toda la tarde)

COMPONENTES

  • 55 cartas de dibujos
  • 5 cartas de puntuación
  • 6 rotuladores con borrador

Tanto las cartas de dibujos como las de puntuación cuentan con doble cara. En las primera encontramos por un lado el dibujo coloreado y en el otro el dibujo en blanco. En las de puntuación elegiremos una cara u otra dependiendo de la dificultad con la que queramos jugar, como veremos más adelante.

CÓMO SE JUEGA A
SPEED COLORS

Deberemos memorizar los colores del dibujo y reproducirlo antes de que los demás jugadores lo hagan con la suya.

PREPARACIÓN

Metemos los 6 rotuladores en la tapa de la caja, dejándola en el centro de la mesa donde podamos alcanzarla todos.

Cogemos una carta de puntuación y la colocamos, en principio, bocarriba por el lado de la serpiente.

Por último mezclamos las cartas con dibujos y las colocamos en un mazo con el lado sin colorear visible en el centro de la mesa.

DESARROLLO

Se jugarán 4 rondas. Cada una de ellas se jugará de la siguiente manera:

De uno en uno, vamos cogiendo una carta del mazo central, sin girarlas. Cuando todos tengamos una, contamos hasta tres y les damos la vuelta a la vez.

Entonces estudiaremos nuestra carta e intentaremos recordar los colores en el orden correcto. Cuando creamos que estamos listos giramos y empezamos a colorear, teniendo en cuenta que no podremos volver a voltear la carta para recordar los colores.

COLOREANDO

Cosas que hay que saber una vez que empezamos a colorear:

  • Sólo podemos coger los rotuladores de uno en uno.
  • Cuando acabemos con un rotulador deberemos devolverlo a la caja antes de coger otro.
  • No olvides poner la tapa al rotulador antes de devolverlo.
  • Sólo podemos coger una vez cada rotulador.
  • Si pintamos un área de un color, no podremos usar dicho color para nada más.
  • Está prohibido borrar antes de terminar la ronda.

En cuanto un jugador termina de colorear las 6 áreas de su dibujo y suelta el último rotulador grita ¡STOP!. Si los demás jugadores tienen un rotulador en la mano podrán terminar de usarlo, pero ya no podrán coger ninguno más.

PUNTUANDO
  • Un jugador gana 2 puntos por cada área coloreada correctamente.
  • 1 punto más por cada área coloreada completamente pero con el color equivocado.
  • No se ganan puntos por áreas en blanco.
  • Si se usa un color más de una vez, sólo se puntuará en un área.
Puntuación del juego de mesa Speed Colors (Mercurio)

Vamos coloreando tantas partes de la serpiente como puntos tengamos.

SIGUIENTES RONDAS

Borramos lo coloreado en nuestra carta y la descartamos.

El jugador con menos puntuación cogerá ahora dos rotuladores y le cambiará los tapones. En cada ronda cambiaremos 2 tapones que no hayan sido cambiados antes y en la cuarta todos los rotuladores estarán cambiados.

FIN DEL JUEGO

Tras la cuarta ronda el juego acaba. El jugador con la serpiente más coloreada (más puntos) gana.

SPEED COLORS:
PENSAMIENTOS FINALES

Un juego magnífico que disfrutar en familia. La primera ronda ya está bien pero las siguientes son puro despiporre con el cambio de los tapones de los rotuladores, creando auténticas tragedias griegas creyendo que vas a colorear de azul y encontrándote con el naranja (por ejemplo).

Cartas del juego de mesa Speed Colors - Mercurio
VARIANTES

El juego además cuenta con variantes. Para los más pequeños podemos eliminar el cambio de tapones y, para el modo experto, le daremos la vuelta a las cartas de puntuación.

  • Por cada área coloreada al completo del color correcto se colorea una flor pequeña.
  • Si el área está coloreada del color incorrecto coloreamos un pétalo de una flor grande en la parte superior. Cuando tengamos 3 pétalos coloreados los borraremos y colorearemos una pequeña.

Muchas risas y diversión para jugar con los peques o con amigos, aunque aquí sí que nos encontramos con el “problemilla” de la diferencia de edad, ya que los adultos tenemos más velocidad a la hora de coger/soltar rotuladores y colorear.

Aun así, Speed Colors es un juego mucho más que recomendable y además, como decía al principio, el juego puede durar 20 minutos o toda la tarde, ya que los peques querrán coger una carta tras otra para colorear.

Compartir